domingo, 25 de abril de 2010

EL HOCKEY SOBRE HIELO EN ESPAÑA CRECE

Ea, parece que este tiíllo está en todos sitios, concretamente aquí en el Palacio de Hielo de Lillehammer (Noruega), donde se celebraron los Juegos Olímpicos de Invierno de 1994, y en concreto la competición de hockey sobre hielo. No, no es que me quiera tirar el pegote de que he sido viajero, lo que si es verdad es que en los pocos lugares donde he estado, he intentado asistir a algún acontecimiento deportivo poco común por nuestras tierras y, por supuesto, hacerme la foto de rigor (creo que tengo alguna más en escenarios deportivos exóticos).

Me viene esta introducción al dedillo para poner sobre la mesa un hito deportivo ocurrido en nuestro país la pasada semana y que ha pasado prácticamente desapercibido para la mayoría de los medios de comunicación, salvo alguna breve reseña en algún periódico o radio. Y es que la selección española de hockey sobre hielo ha conseguido la medalla de oro en el Campeonato del Mundo de la División II A que terminó el pasado fin de semana en México y con este triunfo logra el ascenso por primera vez en su historia a la División I, la antesala de la Top Division, donde juegan las potencias de este deporte; es decir, que nos colocamos un escalón por debajo de la élite.

Esto puede sonar a nada, pero para los bravos y esforzados jugadores españoles tiene un mérito enorme, considerando la escasa tradición de este deporte en nuestro país. La División II, es como la 2ª B en fútbol y ahora hemos ascendido a la categoría de plata, que nos va a costar mucho trabajo mantener porque ahí tenemos selecciones que han sido potencias de este deporte y que ahora quizá no están en su mejor momento, naciones con unas latitudes que favorecen la proliferación de este tipo de hockey y, en consecuencia, de las pistas de hielo. Así quizá nos veamos las caras con históricas selecciones que han estado en Campeonatos del Mundo absolutos y Olimpiadas, tales como Japón, Polonia, Ucrania, Austria, Hungría, Lituania, Holanda...

Y como digo tiene mérito, porque en España hay contabilizadas catorce pistas de hielo con dimensiones reglamentarias que son las de Jaca en Aragón; Barcelona, Viella y Puigcerdá en Cataluña; Majadahonda, Boadilla, Leganés, Hortaleza y Valdemoro en Madrid; San Sebastián y Vitoria en el País Vasco, una en Logroño, otra en Huarte al ladito de Pamplona y ¿en Andalucía?, pues hay una y muy bonita por lo que he visto en fotos, en Benalmádena (Málaga). Luego hay otras pistas de dimensiones no reglamentarias que sirven para entrenar, hacer patinaje o curling, hay una en Valladolid y otras que no están operativas como la de Collado Villalba en Madrid y, claro, luego están esas que son portátiles y que algunas veces se colocan en Navidad al lado de grandes centros comerciales.

Con estos mimbres es complicado hacer un cesto, la Liga de hockey sobre hielo en España es reducidísima con sólo cinco equipos esta temporada (Majadahonda, Txuri Urdin de San Sebastián, Puigcerdá, C.H. Jaca, que a la postre ha sido el Campeón y el siempre ubicuo F.C. Barcelona); existe una liga de 2ª División con tres equipos que podrían ascender automáticamente pero imagino que no tienen presupuesto ni el nivel de los otros, que ya se gastan sus dinerillos en tener algún que otro extranjero con una cierta calidad. La liga femenina es balbuciente y este año ha contado con sólo tres clubes inscritos.

Pero volviendo al triunfo de España, es todo un éxito porque en este ascenso logrado en México comenzamos apabullando a selecciones que otrora nos mojaban la oreja como Australia y Bélgica, y en las dos primeras jornadas los poníamos en su sitio con un 6 - 0 y un 6 – 1 respectivamente, luego superaríamos a Bulgaria, México y en la última jornada a Turquía.

A mí siempre me ha parecido un deporte espectacular, bello y plástico a la vez, con unas reglas muy facilitas, donde sobresale la permisividad en las cargas. En la televisión puedes perder la visión del disco (el puck), como bien me aseveraba mi amigo Pedro Guerrero, pero en directo lo ves mejor.

Y bueno, puestos a enamorarse de este deporte, qué tal si dentro de unos años tenemos una pista de hielo a apenas 100 km. de aquí…, pues dicho y hecho porque Granada va a albergar la Universiada de Invierno de 2015 y está previsto que se generen varias pistas de hielo para las diferentes modalidades deportivas y al menos dos infraestructuras se van a quedar de forma permanente en la ciudad de la Alhambra, con lo que es de esperar que se creen las adecuadas estructuras deportivas que le den vida, que no sólo se queden los edificios sin luego disponer de operatividad posterior, algo a lo que estamos desafortunadamente acostumbrados en Andalucía.

En fin, que me alegro un montón de este triunfo que he seguido casi en directo, algún día me quedé hasta altas horas de la madrugada siguiendo los partidos en Internet, y mereció la pena porque en un país donde el sol casca de lo suyo es casi un milagro que algunos valientes puedan triunfar sobre el hielo.

No hay comentarios: