domingo, 27 de febrero de 2011

CON EL CARNAVAL A LA VUELTA DE LA ESQUINA

Pues sí, se acerca el Carnaval y como siempre más de uno se planteará de qué se va a vestir este año, y otros, la mayoría, no se vestirán de nada, no nos vestiremos de nada, porque realmente vamos vestidos todo el año.

Tengo sentimientos discordantes con esta celebración, de principio tenía casi previsto titular la entradilla con “No me gusta el Carnaval”, aunque realmente pensé que no todo era tan negativo y opté por hacer una añadidura “No me gusta el Carnaval... de Cádiz”, pero temí que algún gaditano leyera esto y no entendiera mis reflexiones. Y es que no me disgustaría disfrazarme si todo el entorno también lo hiciera. Y me explico, por donde he ido viviendo a lo largo de mi existencia no había una gran tradición carnavalesca, ni en Linares, ni en Granada, y por desgracia tampoco en Bailén, donde la gente comenta que hace unas pocas décadas todo el mundo se vestía.

Si algo tiene de gracioso el Carnaval es que te vistes con la idea de pasar camuflado entre los normales y cachondearte de ellos, pero entiendo que eso tiene gusto cuando la mayoría va con disfraz y la minoría, la que va vestida de calle, es la que está en el punto de mira, para ser víctima de las bromillas y chanzas de sus anónimos verdugos.

No obstante, cuando la situación es al revés, es decir, la mayoría va de calle y sólo unos pocos se disfrazan, entonces para mi gusto se pierde la gracia, si vas disfrazado te sientes como el bicho raro y los “normales” son los que parece que se cachondean de ti; y uno que no es muy ducho en las relaciones sociales pues no está dispuesto a pasar el mal ratillo o algún episodio poco agradable, yo desde luego no, aunque es obvio que hay gente que se viste por vocación y le da lo mismo todo esto.

Pues el caso es que tiene su aquello el Carnaval y yo particularmente le doy muchas vueltas a vestirme, pero cuando estás en faena te lo pasas muy bien; recuerdo que hace unos años coincidió que mi mujer y yo nos vestimos en vísperas de unas elecciones y cuando regresábamos a casa algo pasados de vueltas casi naciendo ya la mañana, me empeciné en ir a votar disfrazado, pero mi sabia esposa me conminó para que me metiera en la cama y durmiera la mona. Al día siguiente vi en la televisión que alguien había copiado mi idea y me lamenté no haber insistido en mi pretensión, lo que me hubiera catapultado a la fama.

Por cierto, que lo más gracioso de todo es que te puedas disfrazar pero sin enmascararte demasiado, que se te vea bien la cara, aunque esté caracterizada, pero que no se te reconozca bien del todo; precisamente la “bella” señorita que ilustra esta entrada, se lo pasó muy bien hace unos años, porque jugaba con la dualidad sexual y con esa falsa apariencia de que se liga más vestido del otro sexo, y porque los que me tienen por serio se sorprendían de verme de tal guisa.

Y bueno, como decía al principio, luego hay otras consideraciones alrededor de la fiesta del Carnaval, y es que lo que peor llevo cuando vienen estas fechas es el Carnaval de Cádiz, y Canal Sur ha contribuido a que sea incapaz de ver ni un minuto de sus retransmisiones, de las horas y horas interminables y excesivas con las que nos tortura. Alguien de Canal Sur ideó hace años que el único Carnaval de Andalucía es el de Cádiz, entiendo que este es muy bueno aunque no me guste, y ensombreció cualquier otra manifestación carnavalesca de nuestra región.

Como digo, décadas de retransmisiones del Carnaval gaditano han provocado que muchas chirigotas, coros, murgas que no son de Cádiz copien su estilo, esto lo he visto en la misma provincia de Jaén, sin ir más lejos que en alguna ocasión he oído como algunas comparsas dicen en sus letras “pisha”, ¿pero cuándo hemos dicho “pisha” en Jaén? Pasa igual que con la Semana Santa, que todo el mundo ha copiado de Sevilla y en Linares he visto procesiones en las que el capataz alienta a sus costaleros con “¡vamoh, mi arma!”. En fin, tontos siempre han existido y he conocido gente que ha ido un fin de semana a Madrid y ha venido hablando madrileño.

Eso sin tener en cuenta que yo es que soy muy torpe, pero no consigo entender las letras de las chirigotas gaditanas, que también podría subtitular Canal Sur las canciones, porque todas las agrupaciones las tienen por escrito y no sería nada complicado.

Así que, pasemos un buen Carnaval que, en todo caso, no está de más divertirse un rato, porque aunque sea un tópico, los buenos ratos hay que buscarlos porque los malos vienes solos. De todas maneras lo más probable es que no me vista.

No hay comentarios: