lunes, 7 de marzo de 2011

JOCELYN POOK, BANDAS SONORAS CON SELLO PROPIO

Me he dado cuenta de que cuando escribo sobre personas de las que he leído algún libro, visto una película o escuchado un disco..., creo que no he hecho hasta ahora ninguna alusión a una mujer. Y no lo hago deliberadamente, mis elecciones surgen muchas veces del azar, sobre todo las que dedico a la música que es lo que hoy toca.

Sí porque en la música New Age hay grandes compositoras y autoras, muy reputadas y que pueden comer de esto, un episodio bien complejo en un tipo de músicas que, como siempre digo, no son de masas.

En esta ocasión traigo a colación la música de Jocelyn Pook, una compositora que como suele ocurrir en mis músicas, tiene una sólida formación musical clásica, habiendo estudiado violín y viola. A ella accedí de rebote, pues hace algo más de un año tuve la mala suerte de perder dos horas de mi tiempo visionando la película de Julio Médem “Caótica Ana”, una película que hace honor a su nombre y que va cayendo en un laberinto sin pies ni cabeza, que termina por ser un insufrible bodrio. La banda sonora de esta producción es de esta compositora británica, un trabajo precioso, pleno de matices, pero que resultó para Pook el haber estado en el sitio incorrecto en un momento inadecuado.

Es curioso porque cuando una película es mala no la salva nada, ni la fotografía, ni la interpretación de sus actores, ni siquiera la genial música que envuelve una “caótica” narración. Dice Médem que esta banda sonora es una forma de energía femenina, pero cuando una película donde las mujeres son las protagonistas que va de más a menos (la última media hora es grotesca), ensombrece toda su envoltura. De hecho, no tengo dudas de que en los Premios Goya 2007, la Banda Sonora Original de “Caótica Ana”, debiera haber sido nominada, cuando no ganadora; pues ni lo uno ni lógicamente lo otro, pues cayó en el olvido de la Academia, influida por el fiasco de esta película, poco conocida por su ínfima calidad y que, evidentemente, no pasará a la historia.

Pero quién es Jocelyn Pook, se trata de una compositora británica nacida en Londres (en algunas web señalan que en Birmingham), relativamente joven, nació en 1964, para ser ya una reconocida productora musical, iniciando su andadura primero como instrumentista en el célebre conjunto The Communards y después en otros, para ir poco a poco abandonando esa esfera y centrarse en trabajos en solitario relacionados con las nuevas corrientes musicales.

La gran oportunidad y por la que trascendió al océano del estrellato le llegó al componer en 1999, varios temas originales de la banda sonora de la película de Stanley Kubrick “Eyes wide shut”, por la que recibió varios premios y nominaciones, entre otras a los prestigiosos Globos de Oro. Ha hecho otros trabajos amén de la gran pantalla, sin embargo, a partir de ahí ha habido una especie de comunión entre el cine y Jocelyn, participando en numerosos proyectos, en los que a falta de un buen guión, se puede afirmar que su música ha estado por encima de la calidad de la cinta a la que acompañaba. Se pueden citar entre esas incursiones en el cine otras en las que hace algunas canciones o las producciones completas, películas tan conocidas como “Gangs of New York”, “El mercader de Venecia”, “L´emploi du temps”. También ha compuesto temas para televisión.

El año pasado volvió a trabajar con Julio Médem en su producción “Habitación en Roma”, nuevamente una película que no se elevará al Olimpo de las grandes películas y en la que vuelve a ejercerse el mismo efecto que en “Caótica Ana”, que ni la película dignifica la banda sonora y ésta es tapada por su envoltorio filmográfico.

La música de Jocelyn Pook tiene un sello propio, muy apoyada en las voces, sin idioma inteligible, generalmente femeninas, con presencia y acento de violas y violines, por las que esta británica tiene predilección. A buen seguro que en las próximas décadas asistiremos a una reafirmación de Jocelyn, tirando de veta, continuando con sus producciones musicales para el cine, donde se desenvuelve como el pez en el agua.

Me ha parecido relevante traer en esta ocasión a una compositora de bandas sonoras por su calidad musical y su genio, por su relación con España (aunque no haya acertado con las películas) y también como un pequeño homenaje a otro británico ilustre como John Barry, un soberbio y portentoso creador de bandas sonoras que forman parte ya de la historia del cine, y que nos dejó el pasado mes de enero.

No hay comentarios: