jueves, 14 de junio de 2012

SÉTIMA LEGIÃO, BUEN GUSTO Y CALIDAD EN EL PANORAMA MUSICAL LUSO

Entono el mea culpa y confieso que soy uno de los muchos españoles que conoce poco de Portugal, aunque sean nuestros vecinos y teóricamente debiéramos tener muchas cosas que nos unen; yo de hecho, ni siquiera he visitado este país y mira que tengo ganas.

En música nos pasa tres cuartos de lo mismo, si nos ponemos a pensar qué grupos o cantantes portugueses conocemos, comienza a cerrarse nuestra mente y conseguiremos con dificultad decir tres o cuatro nombres, y alguno de ellos seguro que es brasileño.

Flagrante es, ya lo creo, tal desconocimiento, por eso hace unos meses cuando descubrí al grupo que hoy traigo a colación, me da más pena y apuro no saber prácticamente nada de la música lusa, y espero con esta entradilla contribuir de forma humilde a mitigar el generalizado e injusto ostracismo que vive esta música en España.

Y voy a empezar por algo que no tiene que ver con este grupo, Portugal jamás ha ganado el Festival de Eurovisión, y España lo ganó hace tantísimos años (yo no había ni nacido, creo) que es como si tampoco hubiera ganado; y tiene fácil explicación en que nuestros idiomas y el “círculo de amistades” es muy limitado, y básicamente porque no sucumbimos a la tendencia eurovisiva de que la mayoría de los países reniegan de sus lenguas y cantan en inglés. Por eso es normal que España vote a Portugal y Portugal a España, porque nos une una cierta afección.

Y descubrí casi por casualidad a Sétima Legião, pero después de haber escuchado casi toda su discografía, aún me siento más avergonzado de no haberlos conocido antes. Sétima Legião que, por cierto, es el nombre de la legión romana que llegó a la Lusitania, es un grupo de muchos quilates en nuestra vecina nación, lo fue en realidad hasta la publicación de su último disco recopilatorio en 2003; oficialmente no se han disuelto aunque sus componentes tienen carreras profesionales muy distintas, lo cual no impide, sospecho, que en el futuro pudieran reunirse para reverdecer viejos laureles.

Tal vez, esté ante la primera ocasión en este blog que no hablo propiamente de un grupo o autor de música New Age, pues en puridad Sétima Legião comenzaron haciendo música pop-rock, pero se fueron animando, madurando, sofisticando y su espíritu fue moviéndose hacia creaciones folk y también hacia la música de vanguardia. De hecho, uno de los fundadores, Rodrigo Leao fue de los primeros en abandonar este proyecto para iniciar una de las aventuras musicales más conocidas y cualitativas de Portugal, Madredeus.

Sétima Legião se atreve con todo, su música impacta, está llena de fuerza, sus voces masculinas en la mayoría de las ocasiones, cantan con fluidez a veces desgarradora, sentimientos y vivencias. Letras muy bien traídas, que podemos entender con cierta facilidad, son perfectamente entramadas en una música muy elaborada y que firmaría cualquier grupo español importante de la actualidad.

Confiesan haber recibido influencias de Echo & The Bunnymen y Joy Division, ahí es nada, por ahí se entiende ese estilo rompedor, casi falto de técnica en ocasiones, pero que encierra una depurada planificación.

Gaitas, violonchelos, acordeón, flauta, guitarra, bajo…, una combinación magistral para hacer de este grupo una parada obligada para conocer algo más del tan cercano y a la vez inexplorado panorama musical portugués.

Podríamos decir que es un grupo de culto, pero yo me asocio a que ya es en Portugal un grupo de culto donde gozó y goza de gran predicamento, lamentablemente no más allá, lástima que a esa música le cueste atravesar la frontera y nos llegue aquí con cuentagotas, pero de verdad, escuchar alguno de sus discos recopilatorios es una pasada, no deja indiferente.

2 comentarios:

Jesús Fernández Bujalance dijo...

No conozco este grupo, pero sí a Rodrigo Leão y Madredeus. No sabía que Rodrigo "León" era miembro de Sétima Legião. Muy interesante.

AmnnDerdlen dijo...

Buena banda, su trabajo es bien medido