viernes, 10 de julio de 2015

Y EL CAMPEÓN DE LA LIGA MASCULINA DE VOLEIBOL ES... EL REAL MADRID

Sí, sí, no es broma lo que reza en este titulillo, para los que son de mis hierbas tal vez puedan recordar que este titular hace poco más de treinta años era muy habitual y que el Real Madrid de los años 70 y principios de los 80 del siglo pasado, no sólo ganaba las ligas de fútbol, baloncesto, sino también la de voleibol.

Voy a empezar por el final, tristemente la sección de voleibol del Real Madrid desapareció en la temporada 1982/83, y lo hizo, como se suele decir, en gloria, es decir, con el éxito a cuestas, pues se hizo con el doblete, Liga y Copa del Rey. Al parecer esta sección era deficitaria y los rectores del club, con Luis de Carlos a la cabeza en ese momento, decidieron dar el cerrojazo al voleibol y centrarse en exclusiva en el fútbol y baloncesto. Mala política a mi entender, considerando que el deporte tiene que ser necesariamente rentable, cuando en todo caso, tiene que ser autosuficiente, y si se perdía dinero había que adelgazar y ya está, pero no morir.

Alabo mucho y no me escondo, al referir en esta bitácora en alguna ocasión, la política de club del FC Barcelona, porque realmente es «más que un club», manteniendo otras disciplinas amén del fútbol, baloncesto y balonmano que son las más conocidas, también tienen otras, tanto profesionales como amateur, tales como hockey hielo, hockey patines, atletismo, fútbol sala, rugby, patinaje... E incluso, en el fútbol mantienen una sección femenina que ha sido este año campeona de Liga y es la base principal de la selección española que hemos podido ver en el Mundial de Canadá a principios de verano, y que ha generado tantos titulares. Creo que me siento un poco del Barcelona como amante del deporte, pero la utilización política de un sentimiento deportivo, y la ambigüedad con la que se mueven por toda España sus dirigentes es deplorable. Precisamente en el resto de España el club tiene más seguidores que en toda Cataluña y no quieren escuchar hablar de independencia (porque ya serían aficionados de un equipo extranjero), hace que no me representen, aun cuando me congratulo con los éxitos deportivos de muchas de sus secciones.

El Real Madrid mantiene un señorío en el fútbol y baloncesto que, sinceramente, contrasta con la falta de escrúpulos con la que han ido deshaciéndose de un montón de sus míticas secciones. Es más, cuando hay un nuevo período electoral no escucho a ningún candidato que quiera reactivar estas secciones, ni siquiera intentando hacerlo además desde el amateurismo, que es lo más fácil, y que es desde donde se construyen los auténticos proyectos deportivos, auspiciando convenios de colaboración con clubes existentes, donde el potencial de la masa social del Real Madrid daría una vuelta de tuerca a un montón de esos proyectos que hoy día son humildes y prácticamente anónimos. Para colmo, he escuchado que para la próxima temporada querían deshacerse definitivamente de su tercer equipo de fútbol, el Real Madrid C, algo que me parece fuera de lugar. Y es que no sé hacia dónde camina este club del que soy aficionado pero cada vez menos.

Aún recuerdo ver en algún Estudio Estadio, de esos que te echaban durante toda la tarde retransmisiones en directo y no programas enlatados o repeticiones de competiciones, como ahora, algún partido en el que el Real Madrid de voleibol era el protagonista, y como yo era del Real Madrid de fútbol y de baloncesto, por ende, también lo era de este.

Y para el que sea un incrédulo o tal vez un desconocedor de la realidad de esta sección madridista que con cierto bombo he querido llamar la atención a través del titulito de esta entrada, hay que decir que aun después de más de treinta años de su desaparición, el Real Madrid de voleibol sigue siendo el club más laureado de este deporte en España. Hasta hace un par de meses en solitario, pero con la consecución del Unicaja Almería de su décima Liga más nueve Copas del Rey, iguala los diecinueve títulos del Real Madrid que logró siete Ligas y doce Copas (entre Generalísimo y Rey). Eso sí, el Real Madrid de voleibol aún mantiene la conquista de seis dobletes, que por el momento sigue sin ser superado por ningún club.

En los últimos años de existencia donde mantuvo un gran nivel competitivo no sólo disponía de una nómina de reconocidos jugadores españoles, sino que contaba con uno o dos jugadores extranjeros de gran nivel que le otorgaban mayor calidad, si cabe, al equipo. Tal vez los nombres más sonados de aquel equipo que expiró en 1983 fueron Fernández Barros y Sánchez Jover, y he subrayado estos, porque para los amantes de este deporte, aunque sean jóvenes, quizá los hayan oído nombrar en los últimos años en algún club, pues se han mantenido vinculados al voleibol en su faceta directiva o como entrenadores.

El equipo jugó hasta mediados de los 60 en el Frontón Fiesta Alegre de Madrid, y después con la construcción del Pabellón de la Ciudad Deportiva del Real Madrid (luego llamado Pabellón Raimundo Saporta), fue allí donde disputaría sus encuentros como local.

El Real Madrid era el estandarte del voleibol nacional en la década de los 60, 70 y principios de los 80, y lo hacía en el nivel en el que se movía y se mueve este deporte en este país, es decir, en la clase media europea, y yo diría que media baja a nivel mundial, salvo alguna época dorada entre finales de los 90 y 2007, año en el que sorprendentemente se logró el Campeonato de Europa de selecciones, aprovechando una gran generación representada muy especialmente por Rafa Pascual el mejor jugador de voleibol español de la historia y uno de los mejores del mundo en su momento. Pues eso que el Real Madrid era el líder en España y en las competiciones europeas no destacó demasiado, no tiene ningún logro digno de mención, ante el empuje de países balcánicos y centroeuropeos que siguen siendo los referentes de este deporte en nuestro continente.

La verdad es que aún mantengo en mi retina el recuerdo de esos jugadores con camisetas del Real Madrid pero jugando y ganando al voleibol, un deporte plástico y estético como pocos, siempre espectacular, y que además, tiene un carácter que lo separa de otros deportes y es que en el voleibol no hay contacto físico entre los equipos, existe mucha deportividad, escasa marrullería y las mayores disputas son siempre protestas por decisiones arbitrales.

Cuando un proyecto muere, sobre todo si es deportivo, nunca cesan las voces que pretenden resucitar lo que está muerto. Al hilo de esto siempre se ha oído hablar del reflotamiento de antiguas secciones del Real Madrid, entre ellas el voleibol, pero también el atletismo, hasta hay una cuenta de Twitter de la que yo he sido seguidor (dejé de seguirla porque nadie la movía), y en la que un grupo de aficionados pretenden hacer emerger esta sección con los colores y la enseña madridista.

Reitero que lejos de la megalomanía que asalta los deportes de masas, en especial el fútbol, construir otros deportes desde la base no es costoso, y es muy fructífero desde el punto de vista social, tal y como hace el FC Barcelona. Yo abogo por que el Real Madrid, fuera verdaderamente más que un club y pudieran ver la luz algunos de las muchos deportes que antaño llevaban este escudo tales como balonmano, lucha, béisbol, rugby, remo, piragüismo, tenis, halterofilia, ajedrez, lucha..., por citar algunos de los más de treinta deportes que se potenciaron desde la entidad blanca.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo vi jugar en directo al Madrid de voleibol de esa época (y lo cuenta un culé que jugó en el Barça de voleibol...eso sí...en una humilde segunda división)y era un equipo realmente espectacular. Al que más recuerdo es a Gastón. Sus remates nos dejaban completamente alucinados. Recuerdo que una vez jugaron en el campo del Bomberos...y ver a esos jugadorazos de cerca...(y verles rematar misiles tierra-aire a pocos metros)fue espectacular. El voleibol de ese nivel, visto en directo y a pocos metros es algo que mucha gente desconoce y que seguro les gustaría. Gran Madrid de voleibol el de esa época y aún recuerdo el disgusto que tuvimos los que jugábamos en esa época...cuando el Madrid eliminó la sección de Voleibol. Un duro golpe para nuestro deporte. En cuanto al Barça, cierto lo que comentas (en general) pero se portó muy muy mal con la sección de voleibol. Hasta el punto de que recuerdo que una vez, cuando consiguió el ascenso a primera, el Barça renunció alegando que jugar en primera era demasiado gasto. Otra decepción, en una sección siempre muy maltratada también en el Barcelona. Saludos.
Javier.

Anónimo dijo...

Buenos dias,
Mi nombre es Tomas Hoszek, antiguo jugador del Real Madrid de la seccion de voleibol. Estuve (si mi memoria no me traiciona) en la temporada 80-81).
Comparti piso con Monge y Paco Sanchez Jover. Fue un ano fantastico, donde al llegar al club desde Suecia no tenia mucha esperiencia, pero con ayuda de mis companeros me hice un hueco en la plantilla que era mas o menos la seieccion de Espana.

Al ano siguiente me fui a jugar en el San Cugat por razon de estudios.
El Real ha sido, y es mi club de vida, a pesar de ganar titulos en Francia, Suecia y Noruega con las olimpiadas de Seoul 88 como final de carrera.
Ahora busco documentacion de mi tiempo en el Madrid sin suerte...