sábado, 3 de junio de 2017

EL HOCKEY SOBRE HIELO EN ESPAÑA CRECE (VIII)

Ha acabado la temporada en el hockey sobre hielo nacional e internacional y toca realizar mi habitual repaso anual; como siempre el colofón lo pone el fin del Campeonato Mundial absoluto masculino celebrado este año entre Francia y Alemania (París y Colonia), y que tuvo un vencedor un tanto inesperado como fue Suecia que derrotaba en la final a la siempre favorita Canadá, Rusia fue bronce. Una mínima reflexión al respecto y es que la Federación Internacional (IIHF) debiera mirar por sus intereses y que las competiciones que promueve tuvieran el valor real del potencial de cada nación y no la adulteración que actualmente se produce, toda vez que se juega en mitad de la temporada de la NHL (Liga profesional de Estados Unidos y la más importante del mundo) y los equipos se niegan lícitamente a ceder a sus jugadores (la pela es la pela), pero es más el Comisionado de la NHL Gary Bettman ya ha expresado que la NHL, sus jugadores, no estarán en los Juegos Olímpicos de 2018 en Pyeongchang (Corea del Sur), porque son contrarios a interrumpir la temporada.

Pero bueno, esas son cuitas de la élite donde España jamás estará (tendrían que cambiar muchas estructuras en nuestro país) y la temporada en cuanto a selecciones nacionales deja un mal sabor de boca, porque hemos tenido el triste descenso de la absoluta masculina rememorando lo ocurrido en la temporada de 2013; por lo demás, el resto en su nivel, medallas pero ningún ascenso, o sea que somos cabeza de ratón y en este deporte tan competitivo sería más interesante ser cola de león, y perder pero con equipos más grandes, aunque sea por probar las mieles de una categoría superior.

La Superliga española 2016/17 ha contado con los cinco habituales de la anterior, es decir, Jaca, Txuri Urdin, FC Barcelona, Puigcerdà y Majadahonda, y dos nuevos, Boadilla y Milenio Logroño. Los neófitos están aprendiendo y han quedado en 6º y 7º lugar respectivamente, pero es un buen intento para agarrarse a la élite, esperemos que con el tiempo se note la evolución, y que básicamente la temporada que viene perseveren en la categoría, algo que se hace simplemente con la inscripción (porque tienes dinero).

La liga regular tuvo el protagonismo de Txuri Urdin y Jaca, y a la postre en el playoff final los donostiarras conseguirían el título que la pasada campaña se les resistió en una eliminatoria muy reñida y que en esta no ha tenido color imponiéndose por un inapelable 3 a 0.

De algún modo, los oscenses ya se habían resarcido previamente porque en la Copa del Rey, en la Final a 4 disputada en Majadahonda antes de los playoffs ligueros se imponían a los vascos por 2 a 1. Curiosamente los títulos se han cruzado este año entre ambos equipos y siguen marcando el rumbo al resto de conjuntos.

Este año no ha habido liga de 2ª División, porque en la anterior hubo cuatro equipos y dos subieron este año, quedando Majadahonda II y Valdemoro, por lo que entiendo que se ha decidido no sacarla. Otra de las razones es que normalmente esta categoría era de promoción, es decir, competían jugadores jóvenes, este año se ha optado por configurar una categoría junior, que ha funcionado bastante bien, con seis equipos, los cinco grandes más C.H. Huarte de Navarra. La competición la ganó el F.C. Barcelona y Majadahonda en segundo lugar. Se ve savia nueva y en una base sustentada no solo con dinero (para traer jugadores extranjeros) sino con la base deportiva, Txuri Urdin y Jaca ya no son tan dominantes.

A este respecto hay que añadir que la web de la Federación Española de Hielo ha cambiado a mejor este año, es más intuitiva y se aprecian las competiciones con más claridad. Dicho esto, y a título informativo es bueno observar cómo las competiciones inferiores cuentan con una nómina de clubes cada vez más amplia: Sub 16 con siete equipos, ganó F.C. Barcelona; sub 14 con nueve equipos, también venció F.C. Barcelona. Más abajo ya hay festivales (concentraciones) donde ya se juntan más de diez equipos, incluso he visto en un festival sub10 donde un conjunto del C.H. Granada fue a jugar al País Vasco.


En cuanto a las competiciones europeas de clubes, esta campaña nuestro representante fue CH Jaca como campeón de la liga 2015/16 y aunque no desentonó en el pasado mes de octubre en el grupo de la Continental Cup que le correspondió, tal vez no estuvo al nivel esperado, porque además se disputaba en la capital jacetana; y es que perdía todos sus encuentros, ante Nottigham Panthers (que fue el triunfador del grupo), HK Liepaja de Letonia y Zeytinburnu Estambul. Los turcos no están a nivel de selección por encima de España, pero este equipo otomano estaba bien reforzado con jugadores del este de Europa.

Por lo que respecta a las competiciones de selecciones nacionales masculinas en las diversas categorías, la absoluta protagonizaba la peor noticia de la temporada perdiendo la categoría, División II GrA que se disputaba en Rumanía. Perdían por poco contra belgas, islandeses y australianos (estos han sido la sensación de la temporada, pues siempre estuvieron muy por debajo del nivel de España en las últimas temporadas), se vencía en el tiempo añadido ante Serbia, en un esfuerzo inútil, porque en la que iba a ser la gran final, ante los anfitriones, estos consumaban su ascenso imponiéndose a nuestro combinado por un claro 6 a 0.

Este año habíamos cambiado de técnico pero no de nacionalidad, campañas atrás habíamos trabajado con el italiano Luciano Basile y ahora tomaba las riendas su compatriota Maurizio Mansi (italo-canadiense para ser precisos). Probablemente la premisa de la Federación Española es que se produzca el cambio generacional de verdad, nuestra selección fue de hecho la más joven de las participantes con una media de edad de 22 años. La categoría obviamente hay que recuperarla sí o sí en la próxima campaña puesto que somos los favoritos en el torneo asignado inicialmente para su disputa en Madrid (en la capital de España imagino que será el Palacio de Hielo de Hortaleza). En dicha cita nos veremos las caras con Nueva Zelanda, Israel, Corea del Norte, México y Luxemburgo, afirmar que somos claros aspirantes al triunfo es poco, no hacerlo e incluso no apabullar a la mayoría de los rivales sería un fracaso estrepitoso.

Repasando lo acontecido a nuestra selección masculina sub 20, participaba en su Mundial de la División II B, se repitió la medalla de plata del pasado año y de casi los últimos años, y es que no sabemos rematar el último partido, el decisivo, y eso que jugábamos en casa, en Logroño. La cita era a principios de año y el seleccionador español, el sueco Lars Lisppers alineó a un conjunto de jugadores con una media de edad de 18 años, interesante para seguir fogueando a estos seleccionados con el criterio marcado del relevo generacional. Los rivales eran Serbia, Bélgica, Corea del Sur, México y Australia. España conseguía fáciles victorias antes México y Australia y algo más apuradas ante Bélgica (6 a 3) y Serbia (4 a 2). El último día y la gran final dejaban a los dos conjuntos invictos, el nuestro y los surcoreanos (fuera de nivel en esta categoría porque en absoluta están dos rangos por encima). Nos pusimos por delante en la primera parte, nos empatarían y ya después fuimos a remolque hasta el final del choque, en el que se perdía por 5 a 3 tras dejar la portería vacía en busca del empate, anotándonos el quinto y definitivo tanto en el último minuto. O sea, una plata que deja un mal sabor de boca.

La campaña que viene viajaremos a Belgrado (Serbia), junto a los anfitriones estarán Bélgica, México, Turquía y Croacia. Los croatas han elevado mucho el nivel en todas sus categorías, hace una década eran rivales a los que los españoles vencíamos, ahora será el contendiente a batir.

La selección sub 18 que por los antecedentes de la categoría sub 16 donde solo se hacen amistosos, auguraba buenas expectativas, y este torneo de la División II B fue apasionante y sorprendente. Se disputaba en Serbia y el rival a batir era en teoría Holanda, a la que hace años que no vencíamos en ninguna categoría. El primer día se superaba a Bélgica por 7 a 1, el segundo por 4 a 3 a los anfitriones, pero el tercero se falló con sorpresa, pues nos sobrepasó Australia (que nunca ha sido rival para España en los últimos años) por 1 a 4. Aunque quedaba margen de maniobra, iba a ser complicado porque dependíamos de otros resultados; hicimos los deberes superando a Islandia por 7 a 0 y como dato muy interesante para el futuro, batimos con cierta facilidad a Holanda por 5 a 2. Teníamos que esperar que Serbia ganara a Australia, pero los oceánicos confirmaron su condición de equipo revelación y triunfarían logrando el oro y el ascenso, dejando a España con una plata que sabe a poco.

El año que viene aventuro que va a ser el torneo más interesante de todas nuestras selecciones, se disputará en Croacia, y las otras cuatro selecciones serán Serbia, Holanda, Islandia y China. Los holandeses siempre serán peligrosos, y los croatas los favoritos, pero no hay que olvidar a Serbia que jugará en casa.

Cambiamos el perfil y analizamos ahora el hockey hielo femenino patrio, y comenzamos con la Liga en la que fueron de la partida siete equipos, los mismos que la temporada anterior. Si en aquella campaña la sorpresa la dieron las barcelonesas del ASME Ice Blue Cats de Barcelona, en esta ocasión, el título lo ha logrado sin paliativos Majadahonda, venciendo en todos sus encuentros. La hegemonía se confirmó con su triunfo en la Copa imponiéndose a la vitorianas del CD Sumendi que van creciendo año tras año.

La selección absoluta lleva años tocando la gloria pero no llega al ascenso, se ha estancado un poco, y en esta temporada se ha mantenido el nivel y no llegamos a explotar. La cita de la División II B tenía lugar en Islandia, y en el primer partido se perdía con México por 3 a 1 (las mexicanas fueron las dignas vencedoras del torneo) y ya se fue a remolque, se vencía con dificultad a Nueva Zelanda por 3 a 2 cuando el año pasado se las batió por goleada, se derrotaba con facilidad a las rumanas que eran debutantes por 8 a 1, se superaba 11 a 0 a Turquía y se ganaba a las anfitrionas por 3 a 1.

Tras varios años con platas y algún que otro bronce, creo que en 2018 ya toca sí o sí, y la Federación Española ha apostado fuerte y se jugará el torneo en Valdemoro. Ahí tendremos a Islandia, Nueva Zelanda, Turquía, Rumanía y China Taipei. No ha habido descensos de la categoría superior, por lo que todas son rivales o nuevas o a las que ya se ha batido previamente.

Antes de la celebración de este Mundial, la selección absoluta había jugado la fase previa del Preolímpico en la Pista de hielo Txuri Urdin de San Sebastián, en un evento para rodarse y competir con equipos de superiores prestaciones al nuestro, porque hoy por hoy acudir a unos Juegos Olímpicos no está a nuestro alcance. Y estuvo bastante bien, se perdía con Italia por 2 a 0 (las transalpinas están dos categorías por encima de la nuestra), también por 2 a 0 contra Holanda (de una categoría superior) y se batía a Eslovenia que también están en la división de más arriba por un buen 5 a 1.

Nuestras jóvenes del sub 18 debutaban por primera vez en la historia en esa categoría y todo era una incógnita, en un grupo calificatorio de cuatro selecciones que tuvo lugar también en San Sebastián. Las chicas del sueco Perchristian Yngve con una media de edad de 16 años, tuvieron una digna puesta de largo, no obstante, no pudieron concretar el oro y el ascenso. En la primera cita ya perdían contra Australia por 3 a 1, haciendo inútil los triunfos relativamente fáciles ante Rumanía y México.

El año que viene tendrán una nueva oportunidad, pero sospecho que no será mejor que esta, pues habrá seis equipos; viajarán a México y aparte de las americanas, estarán Kazajistán (descendido de la categoría superior), Turquía, Corea del Norte y Holanda, estas dos últimas debutan y el pronóstico es bastante incierto.

En fin voy concluyendo, el resumen de nuestros equipos de selecciones es un mal resultado de la absoluta masculina, y el resto que no rematan en el partido que les toca ganar, a todos y a todas, parece que se lleva en la sangre.

Como siempre me gusta acabar, me lanzo a lo más cercano, y hay que decir que Granada ya cuenta con pista permanente de hielo, y habrá que esperar a que la base que se está formando a medio y largo plazo pueda tener equipos para competir en las ligas nacionales, y que los andaluces también podamos forma parte del cotarro de este deporte tan maravilloso que es una rareza para un país con tanto sol.

No hay comentarios: