domingo, 4 de octubre de 2020

EL HOCKEY SOBRE HIELO EN ESPAÑA CRECE (XI)

La selección femenina sub 18 se proclamó campeona de su torneo y ascendió de división
La selección femenina sub 18 se proclamó campeona
de su torneo y ascendió de división
Me propuse hace ya cierto tiempo, cuando este blog nació, el escribir todos los años sobre hockey sobre hielo. A eso del final de la temporada nacional e internacional quería dar un repaso a lo acontecido en un deporte que, por lo que a España se refiere, es fácil de controlar, dado que no tenemos ni muchas pistas de hielo y menos clubes si cabe.

He de decir que con este deporte he cumplido sueños inimaginables, marcados en mi agenda personal en «cosas que tenía que hacer antes de morir». Pese a que es un deseo modesto el hecho de haber podido asistir en directo a un partido de la selección española absoluta masculina de este deporte hace un par de años fue un punto de inflexión en mi vida, en muchos aspectos, fue simbólico pero profundo.

La temporada acababa sobre mayo, con el colofón del Mundial absoluto masculino (donde España es impensable que esté jamás) y yo solía hacer balance en junio. Este año me he retrasado en la cita por obvias razones, esta dichosa pandemia ha trastocado los calendarios de todos los deportes, ninguno se ha librado.

En el caso de la competición internacional apenas se pudieron jugar algunos campeonatos de distintas divisiones y categorías, pero es que la competición nacional tuvo que aplazarse en la superliga masculina (en realidad se llama liga nacional aunque otras veces se ha llamado superliga) y se ha reanudado y culminado ahora en septiembre, por eso hago la reseña este año en esta atípica fecha. El resto de competiciones se cancelaron, incluidas las copas del Rey, algo histórico, como todo lo que nos está ocurriendo últimamente y que, por supuesto, dentro de unos años recordaremos y esperemos hacerlo desde una normalidad, estabilidad y bienestar de los que gozábamos y era el bien más preciado que teníamos, casi sin saberlo.

Por lo que respecta a la participación española en los campeonatos mundiales, de las cinco selecciones que compiten, a saber las masculinas absoluta, sub 20 y sub 18, y las femeninas absoluta y sub 18, solo dos pudieron celebrar su evento, la masculina sub 20 y las chicas del sub 18.

Al hilo de lo anterior los chicos estaban enclavados en la División II A, una categoría que por ranking, nivel, tradición, geografía…, no nos corresponde, no obstante, la temporada anterior consiguieron mantener la categoría, todo un hito, superando a Corea del Sur, que no olvidemos que ha sido un país sede de Juegos Olímpicos de invierno. Pero es que este año, a principios de enero en Lituania, tenía la oportunidad fabulosa de seguir en esta categoría de gran nivel y lo consiguió porque la selección que ascendió la campaña previa fue Serbia, y la estructura del hockey en este país balcánico es pareja al nuestro, por lo que era posible ganar ese partido vital y casi garantizar el continuar un año más. Así fue, se venció por 3 a 2 y aunque se perdieron el resto de partidos cabe destacar que se cayó con Gran Bretaña por 4 a 3 en los shootout y no es moco de pavo, porque los británicos en categoría absoluta están en la máxima categoría.

No resulta fácil aventurar qué pasará este año con estas competiciones, de hecho, esta categoría a día de hoy no tiene fecha de inicio aunque sí rivales y lugar, en Rumanía, básicamente porque su fecha normal de competición hubiera sido diciembre de este año o enero de 2021, casi mañana y sin vacuna.

Sí se han planificado las competiciones de la categoría absoluta, aunque todo está en el alero; España competiría en la División II A en Pekín en abril del próximo año. Y los sub 18, encuadrados en la División II B tampoco tienen fecha y, de celebrarse, también se conocen rivales y tendría que jugar en Bulgaria.

Retomando la participación de la sub 18 femenina en la División II B, nuestras jóvenes deportistas tuvieron un brillante torneo en México, allá por finales de enero y principios de febrero. Dieron buena cuenta de todas sus rivales, las anfitrionas más Turquía y Nueva Zelanda. Con ese merecido ascenso a la División II A, estaba previsto que se celebrara en Dumfries (Gran Bretaña), donde disputarían un triangular contra las locales más Holanda, pero ahora mismo el evento se da como cancelado.

Obviamente la selección femenina absoluta no pudo debutar en la división que adquirió la temporada anterior tras una exitosa competición y eso que además se iba a celebrar en nuestro país, en Jaca concretamente. La IIHF ha mantenido esta sede y si todo va mejor que ahora España jugaría a mediados de abril próximo contra las selecciones de Letonia, México, Reino Unido, Corea del Norte y Taiwán.

Por lo demás, con la cancelación de prácticamente todas las competiciones de clubes, la NHL siguió desde agosto un formato similar a la NBA, con dos burbujas en Canadá, en concreto en las ciudades de Edmonton y Toronto.

Pasando a lo acontecido, o lo poco acontecido en el panorama nacional, empezando por la participación del campeón de la liga 2018/19 en competiciones europeas (Continental Cup), que fue Txuri Urdin, cabe decir que como su concurso es a principios de temporada, este año le fueron bastante bien las cosas, pues en la fase previa logró vencer en el torneo que se disputaba en Malinas (Bélgica), mojando la oreja a KHL Zagreb de Croacia, los locales del HYC Herentals (BEL) y el Bat Yam Hockey de Israel. Eso le dio derecho, un auténtico premio, a acudir a la siguiente fase ante rivales de mucha más enjundia y presupuesto, cayó derrotado en todos sus encuentros pero participó con dignidad en el torneo que se disputaría en Ritten (Italia) con el cartel de los siguientes contendientes: los anfitriones del Ritten Sport (ITA), Ferencvarosi TC de Hungría y Olimpija Ljubljana de Eslovenia.

Por lo que respecta a la Liga Nacional masculina absoluta, que se ha podido terminar ahora en septiembre, ha sido apasionante como pocas y precisamente el coronavirus ha venido para trastocar lo ocurrido en la liga regular, de los cinco participantes, la liga regular se saldaba con el primer puesto del FC Barcelona, fue segundo el Txuri Urdin, tercero Jaca y cuarto Puigcerdà. Con esta disposición y unas semifinales de playoff que se pudieron jugar antes del confinamiento, el Puigcerdà daba la sorpresa y se imponía al Barcelona por 2 a 1, considerando que los gerundenses tenían el factor cancha en contra; mientras que el Txuri Urdin sí que hacía valer este plus superando a los aragoneses del Jaca por 2 a 1.

Así que teníamos una superfinal al mejor de tres partidos con el factor cancha de los vascos, y los del Puigcerdà, que hace dos años hicieron una campaña horripilante, se imponían en el primer y segundo partido en San Sebastián, y es que o el confinamiento les sentó la mar de bien o al revés, los txuriurdines no estuvieron a la altura. Y Puigcerdà construyendo un buen proyecto en apenas un par de temporadas se ha encaramado a lo más alto, algo que no conseguía desde hacía más de una década, doce años concretamente. Por cierto, no podrá jugar la Continental Cup porque es uno de los eventos que se ha cancelado a causa de la pandemia.

La lectura de todo esto es que no hay un claro dominador en el hielo nacional, Puigcerdà resucita después de años en el ostracismo, Txuri Urdin apuesta por lo máximo, el FC Barcelona tiene un inmenso club con un grandioso presupuesto detrás, Jaca es el eterno clásico del hockey hielo español y Majadahonda recoge los frutos de los diversos clubes de Madrid, que afortunadamente hay algunos.

Por ir concluyendo, la Liga Nacional femenina se saldó con un nuevo campeonato para las chicas del SAD Majadahonda, cuarto título consecutivo. Esta Liga tiene mucha vida, son nueve clubes los que compiten, incluido el Granada Grizzlies, y la competición completa se pudo disputar antes del parón. Las madrileñas del Majadahonda, favoritas a todas luces, vencieron en todos sus partidos en la liga regular. Segundas y terceras fueron Sumendi de Vitoria y Valdemoro, y cuartas las féminas del Puigcerdà.

Los playoff también se pudieron jugar antes del confinamiento (entre finales de febrero y principios de marzo). En las semifinales de ese playoff Majadahonda se desharía fácil de Puigcerdà y la sorpresa vendría de la mano de las chicas del IT Valdemoro que harían saltar la banca y a domicilio ganaban un partido y empataban el otro en Vitoria. La gran final de la liga tampoco tendría mucho color y entrando en el terreno de lo previsto, las majariegas superarían a sus vecinas del Valdemoro por 2 a 0.

El resumen del año no puede ser más peculiar, pero con todo el aire no hay que aventurar nada sobre hacia dónde fluirán las competiciones nacionales que ya han empezado a activarse tímidamente y las internacionales que esperan acontecimientos. 

En todo caso el hockey hielo es un deporte de contacto, es cierto, pero si atendemos a la carga viral, me pongo la bata de médico, los cambios en los partidos son tantos y se está tan poco tiempo en la pista cada vez que se sale, que el contagio con el otro equipo debiera ser mínimo, y con el propio pues como en el resto de los deportes colectivos, hay que funcionar como una burbuja.

No hay comentarios: